Guía Práctica para el mantenimiento de la cadena de tu MTB

La cadena es una de las partes más importantes de tu MTB, ya que es la que va a transmitir toda la energía que aplicamos a los pedales hacia el piñón de tu rueda trasera, también conocido como “sprocket”. Y aún siendo una de las partes más fundamentales de tu bicicleta, la cadena a veces pasa súmamente desapercibida hasta que comienza a tener problemas. El cuidado de tu bici no es algo que tenés que tomar a la ligera.

En Rodado 26 sabemos que tu idea es disfrutar al máximo tu bicicleta, por eso vamos a darte algunos consejos sobre como tener la cadena de tu MTB en las mejores condiciones y ayudarte a que sea una parte habitual del cuidado de tu bici.

¿Cuáles son las partes de una cadena?

La cadena de tu MTB puede estar hecha de diferentes aleaciones de acero y, en algunos casos, recubierta de níquel para evitar que se oxide. Sus partes son la placa exterior, placa interior, perno, rodillo y buje, en el caso de las cadenas viejas. Cuando el sistema de transmisión de tu MTB está en buenas condiciones, los rodillos de la cadena tienen un engranaje perfecto en los dientes del plato y el sprocket, haciendo que la carga aplicada sea distribuida por todo el piñón. Un buen cuidado de tu bici implica revisar que todas estas partes estén en condiciones.

Detectando desgaste en la cadena

La abrasión del movimiento constante hace que los bujes y medios bujes de la cadena de tu MTB se desgasten. Esto hace que la distancia entre los rodillos se separe y sea mayor a la distancia entre los del paso del sprocket y el placo. El resultado es que la cadena salte, se salga o se trabe cuando hagamos un cambio de velocidad en tu MTB. Entre los factores que suelen ayudar al desgaste en la cadena está el estilo de pedaleo que se aplique, el clima, el tipo de terreno por el cual circulamos, el estado del plato y del sprocket o la falta de lubricación. Como podés ver, el cuidado de tu bici puede ser muy preciso pero hay factores externos que pueden afectar más de lo que crees.

¿Como puedo medir el desgaste?

Es muy sencillo hacer que el cuidado de la cadena sea parte habitual del cuidado de tu bici. Podés comprar un medidor de desgaste que indica cual es el estado actual de la cadena de tu MTB. Estos la miden en porcentaje, siendo recomendado el cambio cuando muestre un porcentaje de 0,5% a 0,75%, dependiendo de la marca o modelo de tu MTB.

Limpieza y lubricación

Lo más importante para mantener la vida útil de la cadena de tu MTB es que esté limpia y lubricada. Hay varios métodos que podés aplicar al cuidado de tu bici. Lo que recomendamos desde Rodado 26 es que siempre hagas una limpieza antes de aplicar la lubricación. La limpieza podés hacerla dejando la cadena de tu MTB en su lugar o retirándola.

En el primer caso, podés comprar un producto especial es sirve para remover el polvo y las partículas que puedan encontrarse en la cadena. Si preferís hacer el cuidado de tu bici con elementos que tenés en casa, podés usar un trapo mojado en WD-40 o similar. Esto va a sacar toda la mugre antes de que vuelvas a lubricarla.
La mejor opción es hacer una limpieza sacando la cadena. Para esto vas a necesitar un cortacadena, que va a ayudarnos a extraerla con mayor facilidad. Esta herramienta expulsa el perno por medio de un tornillo. Hay que tener mucho cuidado de no removerlo completamente, ya que después va a ser mucho más difícil volver a armar nuevamente la cadena de tu MTB. En el caso de que la cadena cuente con eslabón rápido, no vamos a necesitar herramientas para poder sacarla. Para la limpieza vas a necesitar un recipiente de cocina con tapa, medio de desengrasante biodegradable, dos trapos, cepillo, dos baldes, agua y jabón. Metele la cadena en uno de los recipientes con medio litro de desengrasante, ponele la tapa y agitá con fuerza por un par de minutos. Sacá la cadena y retirá el exceso de desengrasante con un trapo. Repetí estos pasos nuevamente y luego limpia el resto con agua y jabón. Una vez seca ,volvé a colocarla en tu MTB.

Luego de la limpieza de la cadena de tu MTB tenés que lubricarla. Podés hacerlo con aceite líquido o cera en aerosol. Asegurate que estos penetren bien en los rodillos, ya que son la parte de tu MTB en la que hay más desgaste. Nunca utilices aceite de motor, grasa o WD-40 como lubricante. Es importante utilizar los productos indicados para que el cuidado de tu bici sea completo.

Siguiendo estos consejos, vas a poder tener tu cadena en condiciones y no tener problemas relacionados ella cuando uses tu MTB.