¿Cómo elegir el asiento correcto para mi bicicleta?

Todos los ciclistas tanto amateurs como profesionales sabemos muy bien el rol que posee el asiento en la bicicleta de cada uno. Si tenemos en cuenta que cada persona es completamente distinta a otra tanto en la anatomía como en el peso, debemos saber a la perfección por qué tipo de asiento optar a la hora de subirse a un rodado.

La diferencia entre una comodidad plena y un mal momento es muy fina y es por ello que debes saber muy bien qué tipo de asiento seleccionar para que después no sea demasiado tarde.

En esta entrada, te presentaremos una serie puntos a tener en cuenta al momento de elegir un asiento óptimo para tus pretensiones, necesidades y sobre todo anatomia.

Asientos sin punta

Fabricado para todos aquellos que padecen problemas de entumecimiento, presencia de forúnculos o adormecimiento de los genitales, estos asientos al no tener una nariz se tornan ideales ya que se apoya el cuerpo exclusivamente sobre los isquiones.

Si bien esto parece ser una solución rápida y efectiva, es necesario saber que la adaptación suele demandar bastante tiempo, ya que inicialmente los ciclistas suelen expresar molestias en los propios isquiones.

Asientos planos

Según expertos, este tipo de asiento está hecho para cicloturistas con poca movilidad en la cadera y muy poca flexibilidad en los isquiotibiales que son los músculos extensores de la cadera. Otro punto a remarcar de este sillín es que le dará al ciclista mucha libertad a la hora de modificar su postura donde sea que esté.

Asientos cóncavos

Ideados para ciclistas con gran movilidad en el tronco, estos lograrán evitar presiones intensas por sobre los tejidos blandos de los aparatos genitales. Además, la curvatura coopera a apoyar los isquiones en una ubicación más elevada lo que para muchos representa un gran alivio.

En el plano negativo, los sillones cóncavos no nos permitirán modificar nuestra posición como sí ocurre con los sillines planos.

Asientos con abertura antiprostática

Es un formato ampliamente expandido ya que diversos fabricantes han puesto el ojo en el. Esta clase de asientos, nos permite liberar de presión toda el área del perineo, cooperando a un mejor flujo sanguíneo. Según ciclistas expertos en la materia, se recomienda elegir bien el ancho de este tipo de asiento ya que si llegase a ser muy estrecho podríamos lastimarnos con los bordes de la abertura y desafortunadamente padecer de inflamaciones muy incómodas.
El ancho

Otro factor fundamental tanto para los ciclistas profesionales como para los cicloturistas es el ancho del asiento. Si ya conoces la clase de asiento que estas buscando y tu ubicación de pedaleo, te va a resultar muy fácil elegir por el tipo de asiento. No obstante, si aún no conoces que tipo de asiento por el cual optar debes saber que este dependerá de la distancia entre ambos isquiones de tu cuerpo.

Lo importante es lo de adentro

Por lo general, el gel es un ingrediente que muchos ciclistas profesionales y amateurs valoran. Contar con vos de un buen acolchado es vital aunque debes tener en cuenta que tampoco sea demasiado blando ya que después de un determinado lapso de tiempo vas a sentir presión intensa en tus partes íntimas.