Cómo cuidar la suspensión delantera de tu bici de montaña

El mantenimiento de la bicicleta es algo sumamente importante. Principalmente, porque siempre es bueno asegurarse que al salir no tenga, algún sonido extraño o ver que alguna de sus partes no se ven bien.

Una bicicleta de montaña tiene como ventaja la suspensión delantera, que hace que pueda hacer un descenso por un terreno irregular y que este no sea estrepitoso. El cuidar esa suspensión delantera es primordial, y es por eso es importante  seguir ciertos puntos para asegurarme que la bici esté en el mejor estado posible cuando salga a pedalear.

  • Revisar la horquilla

Una de las cosas más importantes que tenes que hacer antes de salir a pedalear en la bicicleta de montaña es revisar  la horquilla. tenes que asegurarte que todas sus partes se encuentren en posición y funcionen. Con una simple inspección puedes darte cuenta si las tapas están bien puestas.

  • Mantener las barras limpias

Otra de las cosas a revisar que es que no haya ninguna partícula de polvo en las barras de suspensión. Con eso vas impedir que la suciedad se meta dentro y termine por dañar el funcionamiento de la suspensión. Lo que tienes que hacer luego para limpiar es tan sencillo como pasarle un trapo húmedo. Que el trapo solo tenga agua, ya que le pasas algún producto puede llegar a desgastar el plástico de los retenes de la bicicleta.

  • Cuidado con la presión del agua

Hay personas que, en el intento de conseguir una bicicleta de montaña impecable, quiere usar una hidrolavadora para hacer una limpieza profunda. No es recomendable hacerlo; si el chorro de alta presión apunta a los retenes de la horquilla va a terminar entrando agua y pequeñas partículas de suciedad adentro. La función de los retenes es mantener el sistema de amortiguación aislado para que no termine dañando la horquilla.

  • Poner un guardabarros

Este elemento es una protección simple pero efectiva para mantener el correcto funcionamiento de la bici. En caso de que la rueda se llene de barro, esto va a evitar que este se proyecte hacia las barras y que eventualmente hayan golpes o raspones que afecten el andar.

  • Proteger las botellas de la horquilla

Las botellas de la horquilla suelen ser muy resistentes, pero cuando hay una caída son las primeras que sufren daño. Lo que  puedes hacer para que la bici de montaña no pierda el lustre que tiene al principio es ponerle mica protectora a las botellas. Con eso se evita que se le salte la pintura y empiece a verse deteriorada.

  • Mantener mi bicicleta siempre a punto

Lo mejor que puedes hacer por la bici de montaña es mantenerla siempre a punto. Si la usas todos los días, en conveniente que la lleve a hacer un mantenimiento después de 150 días, pero si la usas cada tanto lo mejor es llevarla cada seis meses.

La verdad es que no todos los talleres de bicicleta tienen a alguien que se ocupe de mantener la suspensión y en otros lugares este mantenimiento se cobra aparte.  Sin embargo, enviarla a hacer una puesta a punto regular, puede ser la diferencia entre disfrutar la bici y estar preocupado por que pueda pasarle algo durante un viaje.

Tene en cuenta todos estos consejos que te brindamos desde rodado26, no te olvides de contarnos tu experiencia.