Consejos para el uso correcto del casco al andar en bicicleta

el ciclismo se ha ido metiendo en la cultura diaria de varios países del mundo, tanto como medio de transporte, actividad deportiva o simplemente como estilo de vida. En estos tiempos, millones de personas son las que se animan a andar en bici en zonas urbanas históricamente copadas por autos, motos y camiones.

Debido a la gran cantidad de tráfico que existe en estas áreas, la utilización del casco en tu experiencia como ciclista se tornará realmente indispensable.

Presta atención al tamaño del casco

Hoy en día, los cascos se encuentran disponibles en todo tipo de tamaños que varían de acuerdo al fabricante. Si vas a adquirir un casco, desde nuestro blog te recomendamos que midas la circunferencia total de tu cabeza para lograr una talla ideal. Probate el casco para poder asegurarte que te queda bien y no se deslice un lado a otro ante el primer movimiento brusco.

Si vas a andar de un lado a otro con tu rodado, debes saber que los nuevos cascos disponen de unas almohadillas añadidas para regular el tamaño del casco por lo que esto no representaría un problema en la adaptación a tu cabeza.

  • Intenta lograr la posición correcta

Una vez que ya dispongas de tu casco, previo a andar en bicicleta, este debe estar nivelado sobre tu cabeza además de cubrir una parte de tu frente.

Uno de los mecanismos más utilizados para comprobar que tu casco está colocado de manera óptima es colocar uno o dos dedos de manera horizontal por sobre tus cejas ya que ese espacio es considerado el correcto para poder alcanzar la mejor visibilidad.

  • Regula la hebilla debajo de tu barbilla

Para ponerte el casco de manera óptima debes regular la hebilla de la parte izquierda del broche para que esta se localice por debajo de tu barbilla o pera. Podes ajustarle las correas desde atrás del casco para que la misma se mantenga firme y así no pasar sobresaltos.

  • No descuides las correas laterales

Ajustando y regulando la corredera de las dos correas laterales se te formará una especie de V tanto debajo como de enfrente de cada oreja, por ello, si es posible debes ajustar esta para que no se corra hacia fuera de la ubicación.

Finalmente, para no dejar nada librado al azar, te sugerimos que abroches la correa de la barbilla de modo que no puedas poner más de uno o dos dedos entre el espacio de la correa y tu barbilla.

Para tener en cuenta antes de salir con tu bici

Si bien una gran cantidad del público se pone el casco levemente hacia atrás, debes tener en cuenta que aunque te pueda parecer más “estético” o “cool” , de ese modo vas a correr el riesgo de que las correas permanezcan sueltas alrededor de tus orejas.