5 Consejos para lavar correctamente tu bicicleta después de un tour

Hacer un tour en bicicleta es una de las actividades más entretenidas y apasionantes que existen en la actualidad. Sin embargo, luego de darle uso a nuestra bicicleta en dicho evento, es necesario que por el contacto con el agua, el barro o la tierra debamos de ofrecerle un buen mantenimiento a través de una limpieza correcta.

Por ello, si estás iniciándote en el mundo del ciclismo, te recomendamos que después de llevar adelante un tour, sepas como lavar tu bici para mantenerla en óptimas condiciones y así alargar su vida útil por muchos años.

Materiales a tener en cuenta

Aparte del agua, precisarás para lavar tu bici de un jabón líquido de uso doméstico, esponja, cepillos, desengrasante, trapos para secar y un lubricante o aceite para culminar el proceso. Si bien existen en el mercado mucho elementos para limpiar tu bicicleta, estos no son ciento por ciento indispensables ya que teniendo cuidado en cada acción que realices vas a poder conservar tu bici al máximo.

Otro punto no menor en el mantenimiento de tu bicicleta después de hacer un tour, es la utilización de la manguera siempre y cuando tengas muy presente que a la hora de usarla es conveniente no echar agua sobre sectores como los ejes o los bujes.

Empecemos por la transmisión

Ya sea la cadena como los piñones y los platos, son sectores altamente sensibles al desgaste por la suciedad y el uso por lo que debemos de mantenerlos limpios y aceitados para que funcionen bien por mucho tiempo.

Lavar tu bici en esta zona será posible utilizando un balde con desengrasante diluido en agua y un cepillo con dientes que destinaremos para la cadena. Lavando correctamente toda la transmisión y quitando con agua clara los restos de desengrasante lograremos que nuestras transmisiones queden en óptimo estado.

Las ruedas y el cuadro

Para lavar tu bici en estas partes usaremos tanto de una esponja como de un cepillo para las zonas más difíciles de llegar. Incluyendo ruedas y llantas, limpiaremos toda nuestra bici teniendo mucho cuidado de no dañar los discos de los frenos con una solución de desengrasante diluido en agua hasta que el rodado esté libre de barro, grasa e incluso polvo.

Muy atento a los frenos

Otro de los sectores sensibles de la bicicleta cada vez que se limpia son los frenos. Si estos se ensucian o cubren de grasa pueden afectar a las pastillas de freno y habrá que cambiarlos o intentar arreglarlos. Para que dicho escenario no suceda, trataremos de no tocar los discos con nuestras manos descubiertas y los limpiaremos con mucha cautela.

Y por último el secado

Concluida la experiencia de lavar tu bicicleta deberás secarla con cuidado. Si bien mucho optan por dejarla secarse al rayo del sol, esto podría no es del todo recomendable ya que se podría generar óxido en algunas partes incomodas.

Para secar tu bicicleta de montaña deberás usar trapos limpios. Es más que sugerirle usar uno para secar la cadena y transmisión y otro para el resto del rodado. Para finalizar, sólo queda engrasar las partes móviles de tu bicicleta y lubricar la cadena.

No es imperioso usar el lubricante sobre platos y piñones ya que solo será necesario con lubricar bien cada eslabón de la cadena.