10 consejos para el ciclista urbano

La pasión por el ciclismo urbano a lo largo y a lo ancho del mundo va sumando adeptos como medio de transporte en grandes ciudades y zonas urbanas. Tanto para ir al trabajo como al colegio o la universidad, en la actualidad, la bicicleta se transformó en un medio económico que no contamina, no requiere de grandes mantenimientos y lo mejor de todo es que nos hace sentir bien físicamente. Para iniciarte como ciclista urbano, en este posteo te vamos a dar una serie de 10 consejos para mejorar tu seguridad y la de los que te rodean.

1- Bicicleta en óptimas condiciones

Previamente a tu iniciación como ciclista urbano, es altamente importante llevarlo a cabo con una bicicleta en óptimas condiciones. Son requisitos necesarios que la bicicleta disponga de un buen sistema de frenos y de llantas en buen estado con la presión de aire correcta. Por otra parte, el aceitado de la cadena, los cambios de velocidades y las luminarias tampoco deben ser descuidados por lo que es vital que ante cualquier eventualidad tengas a mano un pequeño kit de herramientas que cuente con accesorios como: inflador, pilas o aceite.

2-El casco nunca está de más

Aunque al principio lo vemos de reojo por un tema estético o de simple incomodidad, es importantísimo que hagas uso de un casco para evitar lesiones en la cabeza que estos tiempos representan tres de cada cuatro accidentes fatales.

3 – Hacerse ver de día y de noche

Para arrancar en tu experiencia como ciclista urbano, te sugerimos desde nuestra lista de consejos que hagas uso de un chaleco reflectante durante la noche o en ocasiones de baja visibilidad. También se sugiere usarlo incluso durante el día para que te puedas hacer notar incluso mejor.

4 – Las reglas están para cumplirse

Cumplir a rajatabla las reglas de tránsito donde quiera que estés te evitará inconvenientes e imprevistos. La bicicleta a pesar de ser liviana y flexible, es considerada como un vehículo más, por lo que debes adaptarte a todas las normas del mismo modo que un motociclista, un camionero o un automovilista. Respetando las señales de tránsito, cediendo prudentemente los pasos, las paradas, los semáforos y los pasos peatonales vas a poder sin dudas arrancar con el pie derecho en tu iniciación como ciclista urbano.

5-Conoce a fondo todo sobre las prioridades de paso

El ciclista urbano posee la prioridad de paso en relación al resto de los vehículos. A pesar de ello, no debes confiarte en esto ya que muchos automovilistas cometen errores que podrían llegar a generarte más de un dolor de cabeza.

6-Atento a todo lo que pasa a tu alrededor

En las zonas urbanas y grandes ciudades, la circulación se torna tediosa por la gran cantidad de vehículos que circulan. Por tal razón, es menester que estés pendiente de lo que ocurre a tu alrededor ya sea con coches, camionetas, motocicletas e incluso peatones. Manteniendo el control y la concentración en tu bici y sin confiarte de las acciones de los demás vehículos te será de gran ayuda en tu experiencia como ciclista urbano.

7-El celu y la música para otro momento

La música y el celular son parte de nuestro día a día y de ello no hay dudas. No obstante, es importantísimo que tengas en cuenta a la hora de andar en bici, que el sentido de la audición será uno de tus mejores aliados por lo que debes dejar la música y los mensajes de lado hasta una vez finalizado tu viaje.

8- Sobrio y atento

Como mencionamos en los puntos anteriores, estar consciente de lo que uno hace es elemental en tu experiencia como ciclista urbano, por lo que si tienes pensado tomar hacelo siempre y cuando sepas que no harás uso de tu rodado.

9-Manejate por el centro del carril

Si vas a andar en bici por zonas de alto flujo vehicular, te sugerimos que te mantengas en tu carril sabiendo que en caso de realizar una maniobra debes utilizar tus manos o tú guiño de luz para que los otros sepan de tus acciones con anticipación.

10- Atento a cuando doblas

Como consejo final te sugerimos desde aquí que cuando dobles en una esquina pongas atención a los giros hacia la izquierda, haciendo uso del centro de la calzada. Por otra parte, te sugerimos que no te acerques demasiado a la derecha cuando viajes dentro de una rotonda porque te harás ver con menos visibilidad hacia el resto de conductores en situaciones vitales como son las salidas.