Varios tips para el ciclismo de Montaña

adventure tours-Calafate, Chalten, Glaciares

El ciclismo de montaña es una de las actividades favoritas de muchos amantes de la naturaleza ya que te permite disfrutar de aire fresco, paisajes hermosos y una excelente fuente de ejercicio.

Sin embargo, practicar ciclismo de montaña no implica el mismo esfuerzo que el ciclismo de carretera o el ciclismo urbano. Se trata más de un deporte extremo de alta actividad cardiaca y que requiere un estructura muscular y ósea más robusta y sólida. Evidentemente, esta condición se adquiere mediante del entrenamiento, por lo cual el deporte del ciclismo de montaña puede ser practicado por cualquier persona de forma progresiva y pausada.

 

La aventura del ciclismo de montaña implica absorber impactos del terreno en tu cuerpo y soportar las posibles y recurrentes caídas a las que estarás expuesto. Es un excelente deporte terrestre, cuya práctica aportará grandes beneficios a tu salud desarrollas gradualmente la fuerza y la resistencia de tu cuerpo.

 

Pero antes de aventurarse por primera vez en esta fabulosa actividad, te hemos preparado algunos consejos prácticos para que te introduzcas con un mínimo de capacitación teorica:

 

  • Estudia la ruta. Antes de lanzarte en cualquier excursión de ciclismo de montaña es de suma importancia que estudies previamente la ruta en cuestión para mejorar tu rendimiento. Se trate de un ascenso de facilidad o de un recorrido largo y complicado, el análisis de la ruta te permitirá calcular los tramos de mayor empeño y las zonas de descanso con antelación. Esto te ahorrará tiempo y sobretodo puede ser un excelente manera de conservar tu energía para los trechos de mayor dificultad.

 

  • Bicicleta. Proporcionalmente a tu nivel de experiencia y tus capacidades físicas, la bicicleta que utilices debe de agenciarse al tipo de ruta. No te ayudará tener una bicicleta con todos los últimos progresos tecnológicos si resulta demasiado pesada para ti. Si estas empezando en este deporte, con una bicicleta de cuadro ligero inevitablemente experimentarás un mejor ritmo en las subidas. Los “cuernos” que se instalan en los extremos del manubrio pueden serte de gran utilidad en los tramos de mayor dificultad. Antes de salir, asegúrate de que la bicicleta haya recibido un mantenimiento correcto y que no esté fallando ningún elemento. Pon especial atención en los frenos.

 

  • Alimentación. El ciclismo de montaña es una actividad física intensa que te exigirá una gran fuente de energía. Además, dependiendo de la ruta que realices podrá demandar más o menos esfuerzo. Por lo tanto, uno de los puntos más importantes es tu alimentación. Si no eres un deportista profesional no es necesario orientarte a dietas deportivas que suelen ser agresivas y estrictas, pero si es importante que te alimentes bien antes de la actividad. Te recomendamos comida rica en hidratos de carbono, proteínas y verduras. El arroz, las verduras y las frutas en especial el plátano, son grandes amigos del deportista. Procura comer bien pero no demasiado para no sentir una desagradable sensación de pesadez.

 

  • Hidratación. Evidentemente este factor es también uno de los más importantes para garantizar un ascenso de montaña en ciclismo. No olvides llevar siempre dos botellas de agua o más dependiendo de la distancia de la ruta. Ten cuidado en la manera en que bebes, no te beneficiará tomar grandes tragos e hincharte el estómago con agua. Es mejor tomar sorbos pequeños regularmente y enjuagarte un poco la boca para quitarte la sequedad. Una buena hidratación durante el ciclismo de montaña te ayudará a reponer los líquidos de tu cuerpo y a combatir las altas temperaturas de calor.

 

  • Posición. Para evitar dolores de espalda y contracturas en los trapecios, es esencial la postura que adoptes sobre la bicicleta. Lo primero es que instales la silla de manera que tus piernas no se estiren completamente al pedalear pero que tampoco permanezcan demasiado flexionadas. Mientras realices la ruta, procura relajar los brazos y los hombros mientras tu cuerpo se encuentra en una posición de arqueamiento ligero. En las brechas difíciles, ayúdate de los “cuernos” y pedalea de pie solamente en casos de último recurso.
  • Ritmo. Procura encontrar tu propio ritmo. No es producente compararse con los compañeros o tratar de alcanzarlos a toda costa. Si consigues encontrar tu ritmo y mantenerlo, lograrás optimizar tus energías y evitarás el desgaste de tu cuerpo. Experimenta las diferentes combinaciones de los platos y los piñones para que encuentres un acoplamiento ideal y adaptado a tus capacidades físicas. Ten cuidado en no optar por realizar un ascenso con una marcha demasiado chica porque tendrás que pedalear mucho más y esto a la larga te debilitará físicamente.
  • Respeto. No pases por alto la importancia de preservar la naturaleza en donde realices esta actividad ya que es un legado universal que debemos proteger con el fin de conservarlo para generaciones futuras. Recuerda que tu eres el invitado en este medio y que sus habitantes se merecen el mayor respeto y cuidado. Ten especial cuidado con los caballos que son bastante miedosos y con las manadas de vacas o borregos. En este último caso te recomendamos bajarte de la bicicleta y caminar lentamente por un lado ya que con un pequeño susto puede iniciarse una estampida peligrosa.

 

  • Compañerismo. Nunca olvides que todos nos introducimos en este deporte aprendiendo progresivamente. Nunca dejes a un compañero sin aliento por exagerar tus capacidades y tomar tu rumbo en solitario. El espíritu de equipo también es parte importante del ciclismo de montaña ya que siempre habrá uno más iniciante y uno más experimentado que nosotros. Procura conocer tus límites para no forzarte y considerar los de tus compañeros para mantenerse siempre juntos y disfrutar de una aventura en equipo.

 

  • Tomar curvas. Las curvas son la parte más difícil del ciclismo de montaña por la inclinación a la que te enfrentas en ellas. Al menos que sea una carrera, lo mejor es que tomes las curvas por el lado exterior y sin prisa. De esta manera, la rampa será menos pronunciada y más accesible. En las bajadas, también te ayudará tomar las curvas por el exterior para poder dar vuelta correctamente.

 

  • Trucos en temperatura. Previsiblemente te imaginarás que el gran enemigo en este deporte son las diferentes temperaturas que pueden afectar al ciclista. Cuando asciendes, el calor puede ser un verdadero calvario y absorbente de energía. Mientras que un descenso en el que te encuentras totalmente sudado por la subida, el aire fresco y el descanso pueden resfriar completamente tu cuerpo. Por esta razón te aconsejamos estos dos trucos:
  • Para combatir el frío, forra tu cuerpo por debajo de la camiseta con periódico. Además de que absorberá el sudor te mantendrá aislado del viento y por consecuente del riesgo de enfriar tu cuerpo. ¡Pruébalo y verás que disfrutarás de una bajada muy cómoda!

 

Ten en cuenta todos estos consejos y trucos antes y durante tu próxima aventura de ciclismo de montaña. Ahora ya te encuentras preparado para juntar un grupo de amigos y experimentar este excelente deporte, ¿Qué esperas?

FUENTE: www.yumping.com